Historia y leyenda de los llamadores de Ángeles

Cierra los ojos un momento e imagínate que, cuando los abres, te encuentras mucho tiempo atrás, en tu mismo planeta solo que hace miles de años, la vida en la llanura en la que te encuentras no es fácil, vienes agotado de tu última caminata, con tu pueblo buscando un lugar donde asentarse durante un tiempo, pues en el último sitio de donde venis, se han agotado los víveres.

Se trabaja de sol a sol, sin descanso, normalmente las mujeres se ocupan de la recolección y los hombres de salir a cazar lo que encuentren.

De todas maneras, os sentís felices, los más pequeños juegan inocentemente al lado del río y los hombres están preparando sus armas para salir de caza, pues el grupo tiene hambre.

Sois un pueblo muy espiritual y supersticioso, con el fuego que lográis hacer formais un circulo y cantais sonidos extraños que sólo vosotros entendéis. Estais dandoles las gracias a vuestos Ángeles de la Guarda, por haber sobrevivido, al menos la mayoría, a la última lucha contra otra tribu.

Los Ángeles de la Guarda y vosotros manteneis un vinculo directo y casi fraternal, pues en vuestro espíritu sólo existe bondad y no malos pensamientos. Sin embargo los años pasan y los humanos evolucionan y con ello la mente y el espíritu se va ensombreciendo y volviéndose más negra, donde antes había bondad ahora existe la maldad y, aunque no tenéis muy claro lo que significa, vuestros actos os delatan y los Ángeles de la Guarda entienden que ya no pueden protegeros, pues antes os defendían de los ambientes externos, pero saben que ahora no podrán perpetraros la seguridad cuando vuestro mayor peligro sois vosotros mismos.

Así pues, los Ángeles se fueron, no sin antes dar el último valor de su inmensa bondad y os obsequiaron con unas bolas esféricas, que llenasteis, con las lágrimas de vuestro llanto. Las lágrimas al caer en las esferas de metal producían un sonido tan característico que los Ángeles, al ver vuestra pena, os dijeron que, si en algún momento necesitabais protección o estabais en momentos de desamparo, solo teniais que agitar las bolas haciéndolas sonar y, vuestro Ángel de la Guarda, acudiría a prestaros protección.

Sin embargo, os pusieron una condición, como cada esfera producía un sonido distinto y sólo reconocible por cada Ángel de la Guarda, los llamadores de ángeles serían de uso exclusivo para cada persona no pudiéndose dejar a nadie más. En caso de desobedecer esta condición el llamador no tendría efecto y quedarías a merced de los peligros que acechan.

Eso sí, en el caso de las mujeres, si se quedaban embarazadas, si podían compartirlo con su bebé, pues entendían que al encontrarse en el mismo cuerpo que la dueña del llamador de ángeles, tenían la obligación de prestar también protección al bebé que crecía en sus entrañas. Cuando el bebé nacía y como en esa época la esperanza de vida era tan corta, el llamador de ángeles y con ello su Ángel de la Guarda se traspasaba al recién nacido, como así le dijeron sus propios Ángeles.

¿Qué son los Ángeles?

La palabra Ángel etimológicamente proviene del Latín Ángelus; del Griego Aggelos; del Hebreo mensajero.

Decir que es un Ángel, no es una cuestión fácil, un Ángel siempre se describe como un ser espiritual, no corpóreo con unas grandes alas y son la ayuda correcta en el momento oportuno. Según la fé católica fueron creados mucho antes de la creación del universo por Dios para su servicio que actuaban como los mensajeros enviados por Dios para los hombres.

Podemos encontrarnos con Ángeles buenos y malos que son llamados Demonios. Los Ángeles a través de las santas escrituras son representados con inteligencia, que pueden mostrar todo tipo de emociones y con voluntad. Es sabido que poseen más conocimiento que los humanos, puesto que fueron creados como un orden superior a ellos, eran muy estudiosos con el mundo que les rodeaba y se nutrían a través de la observación exhaustiva de las actividades humanas y, lo que más me fascina, es que, a diferencia de los seres humanos no debían estudiar el pasado, pues ellos ya lo habian experimentado y podían predecir y actuar en consecuencia.

Los Ángeles, siempre según las distintas religiones, se dividen en:

  • Ángeles
  • Arcángeles
  • Virtudes
  • Potestades
  • Principados
  • Dominaciones
  • Tronos
  • Querubines
  • Serafines

Todos ellos son nombrados tanto en la Biblia, como en libros judíos u otras fuentes apócrifas, por diferentes  Apóstoles y Profetas.

¿Y los Ángeles de la Guarda?

A lo largo de todas las páginas de la Biblia se encuentra escrito que «cada alma tiene su Ángel Guardián», también llamados Ángeles Custodios. Por ejemplo en Génesis 24,7, cuando Abraham envía a su siervo a buscar una esposa para Isaac, aparece escrito:

Él enviará su Ángel delante de ti.

Se considera una verdad de fé que lo Ángeles son designados para ser nuestros guardianes, sin embargo que cada ser de nuestra especie tenga un Ángel Guardián no lo es tanto, aunque los estudiosos de la materia, apoyan y creen que deber ser así.

Ref: https://angeologia.es.tl/Los-Angeles-En-El-Cristianismo.htm

Aunque la creencia general es que existe un Ángel de la Guarda para cada persona, en el libro del Éxodo se cuentan hasta un total de 72 Ángeles de la Guarda, todos con su nombre. Si seguimos esta teoría según el Éxodo, se afirma que cada uno de estos Ángeles nos será asignado según nuestra fecha de nacimiento. La lista se divide así.

  • Néamiah (1-5 Enero)
  • Yéialel (6-10 Enero)
  • Harael (11-15 Enero)
  • Mitzrael (16-20 Enero)
  • Umabel (21-25 Enero)
  • Iahhel (26-30 Enero)
  • Anauel (31 Enero-4 Febrero)
  • Méhiel (5-9 Febrero)
  • Damabiah (10-14 Febrero)
  • Manakel (15-19 Febrero)
  • Eyael (20-24 Febrero)
  • Habuhiah (25-29 Febrero)
  • Rochel (1-5 Marzo)
  • Jabamiah (6-10 Marzo)
  • Haiayel (11-15 Marzo)
  • Mumiah (16-20 Marzo)
  • Véhuiah (21-25 Marzo)
  • Jéliel (26-30 Marzo)
  • Sitael (31 Marzo-4 Abril)
  • Elémiah (5-9 Abril)
  • Mahasiah (10-14 Abril)
  • Lélahel (15-20 Abril)
  • Achaiah (21-25 Abril)
  • Cahétel (26-30 Abril)
  • Haziel (1-5 Mayo)
  • Aladiah (6-10 Mayo)
  • Lauviah (11-15 Mayo)
  • Hahaiah (16-20 Mayo)
  • Lézalel (21-25 Mayo)
  • Mébahel (26-31 Mayo)
  • Hariel (1-5 Junio)
  • Hékamiah (6-10 Junio)
  • Lauviah (11-15 Junio)
  • Caliel (16-21 Junio)
  • Leuviah (22-26 Junio)
  • Pahaliah (27 Junio-1 Julio)
  • Nelchael (2-6 Julio)
  • Yéiayel (7-11 Julio)
  • Mélahel (12-16 Julio)
  • Hahéuiah (17-22 Julio)
  • Nithaiah (23-27 Julio)
  • Haaiah (28 Julio-1 Agosto)
  • Yératel (2-6 Agosto)
  • Séhéiah (7-12 Agosto)
  • Reiyel (13-17 Agosto)
  • Omaël (18-22 Agosto)
  • Lecabel (23-28 Agosto)
  • Vasariah (29 Agosto-2 Septiembre)
  • Yéhuiah (3-7 Septiembre)
  • Léhahiah (8-12 Septiembre)
  • Chavaquiah (13-17 Septiembre)
  • Ménadel (18-23 Septiembre)
  • Aniel (24-28 Septiembre)
  • Haamiah (29 Septiembre-3 Octubre)
  • Réhael (4-8 Octubre)
  • Iezalel (9-13 Octubre)
  • Hahahel (14-18 Octubre)
  • Mikaël (19-23 Octubre)
  • Véuliah (24-28 Octubre)
  • Yélaiah (29 Octubre-2 Noviembre)
  • Séhaliah (3-7 Noviembre)
  • Ariel (8-12 Noviembre)
  • Asaliah (13-17 Noviembre)
  • Mihaël (18-22 Noviembre)
  • Véhuel (23-27 Noviembre)
  • Daniel (28 11-2 Diciembre)
  • Hahasiah (3-7 Diciembre)
  • Imamiah (8-12 Diciembre)
  • Nanael (13-16 Diciembre)
  • Nithael (17-21 Diciembre)
  • Mébahiah (22-26 Diciembre)
  • Poyel (27-31 Diciembre)

Os dejamos un vídeo donde se entrevista Marcello Stanzione quién es considerado el mayor experto de Ángeles del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *